miércoles, 2 de junio de 2010

video


La adolescencia es concebida como una de las etapas más difíciles del ser humano, ya que en ésta fase se desarrollan habilidades, así como la personalidad e identidad del individuo, la forma en la que se conciba al sujeto, sus preferencias, su razonamiento, comprensión y contexto socio-cultural, determinan considerablemente el futuro y dirección de todo ser humano. (Bloss, 1991, p.11.)


Cualquier persona adulta que ya haya pasado por la adolescencia, puede entender el proceso por el cuál pasa el individuo en ésta faceta, para algunos pudo ser una ciclo de confusión, de incomprensión, de sentirse sin dirección ni rumbo, o una adolescencia plena, segura y bien direccionada, sin embargo, se considera que precisamente de esto se trata la adolescencia, de buscar un camino, podría llamarse a la adolescencia como el periodo de ensayo-error.


Por lo que considero que es en éste lapso, se le tiene que dar las herramientas y guías al adolescente para que encuentre su camino, en el ámbito personal y proyectándose hacia el futuro, así como en lo familiar, logrando una comunicación armoniosa en su entorno, y de manera social, ya que estando inmerso en una comunidad es importante considerar lo que pasa en el contexto exterior para tomar una decisión correcta de hacia dónde guiar los pasos profesionales.
El pre-adolescente, tiende a tener proyecciones de un futuro, poco reales, podríamos decir que cargadas de fantasía, sin embargo, éste primer acercamiento con la idea de visualizarse a un futuro próximo, es de suma ayuda para ir logrando proyecciones cada vez más cercanas a su realidad futura.
En la adolescencia temprana, podremos observar que el individuo, tiene sus primeras “decepciones”, por así decirlo, de sus propias expectativas futuras, logrando en él una madurez más sensata acerca de su visualización a corto, mediano y largo plazo, en todos los ámbitos de su vida.
En la adolescencia tardía el sujeto, hace una construcción de sus ensayos-errores, en su vida y proyecta de manera más tangible sus posibles opciones para la planeación de su futuro, en lo familiar, personal y social.

martes, 1 de junio de 2010

Tengo que finalizar con la exhortación de Padres, Maestros y guías de cada adolescente, para que le ayuden a la construcción de su proyecto de vida integral, en éstas tres etapas comentadas más arriba, ya que si el adolescente tiene quién lo lleve de la mano, dándole información, guía y motivación para tener un pensamiento auto crítico, auto biográfico y auto reflexivo, el resultado será un adolescente con una proyección de sí mismo y de su futuro, real, objetiva y encaminada, hacia un futuro próximo.


Ésta idea, surge de toda una investigación acerca de la falta de ésta guía en las aulas, y en las propias casas de todo adolescente, cabe mencionar, que la propuesta sería implementar, cursos de creación de proyecto de vida integral en todas las preparatorias públicas y privadas de la ciudad de México, para lograr ir sembrando en los adolescentes, la consciencia de sí mismos, y un pensamiento reflexivo, autocrítico y de ésta manera lograr un cambio real en las expectativas y proyecciones futuras.


REFERENCIAS:

• Bloss, Peter., (1991), Psicoanálisis de la adolescencia. Ed. J. Mortiz. México.
• Casares, A. Siliceo, A., (1999), planeación de vida y Carrera. Ed. Limusa Noriega. México.